lunes, marzo 28

Punto de partida.

Soy un hombre enfermo; son tantos paradigmas que inundan mi cuerpo que poco a poco destruyen todo sentido de orientación. Sólo déjame caer.

Mi alma no se reconoce en un cuerpo tan mundano, en una realidad tan abstracta y por momentos se olvida de toda esperanza; sólo necesito un lapso de bondad y armonía.

¿Cuál es el sentido de este juego?, y sin embargo sigo aquí........ Sólo déjame caer.

El dolor me hace recordar los efectos de la vida, los resultados de cada acción donde siempre quise caer. Me encuentro enfermo, no sé que enfermedad sea pero se que me esta matando, sin embargo sigo aquí.......sólo déjame caer.

Un momento de esperanza se observa con la caída de un buen trago y en la cima, en un punto de observación se encuentra aquel momento con la naturaleza, un momento donde la enfermedad no se propaga, un alivio que mi cuerpo lo agradece, sin embargo sigo aquí........ Sólo déjame caer.

Y al final, el búho sigue preguntando y por segundos el cuervo sólo escucha, poco a poco enfermándose en mi interior.......necesito un poco de paz; ¡que no te haz dado cuenta que sólo así se tiene un significado, un sentido, un punto de encuentro!; esa enfermedad no destruye tu cuerpo, tu eres la enfermedad..............sin embargo sigo aquí y sigo esperando la caída.

1 comentario:

zaip dijo...

Ufff que bueno esta este escrito vato , me cae de madre !!!