Ir al contenido principal

El ultimo para ti

Me duele, duele verte sucumbir
ante las ideas del error y la soledad
esta compañia que se siente
que no abandona
se tranforma en aire
lagrimas de nubes grises
cosas que uno sigue escuchando
prioridades que se desenfocan
cosas que cambian de lugar
y duele, duele ver como me abandonas
como dejas todo al azar
duele como todo se desvanece
ese viento que no perdona
dulce silencio que nunca agoniza
saladas gotas de lluvia caidas
mezcladas con rocio
en la triste raiz incurable
duele, duele que no te esfuerces
duele que me dejes sola
duele la manera en la que me llamas
por un ruido que no asimilo
por un sonido sin latido
por una rosa que se marchita
simplemente todo duele.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El dia que decidiste volver

EL DIA QUE DECIDISTE VOLVER

El dia que decidiste volver,
con tu cara mirando al suelo,
con tus bellos ojos, grises de dolor
entre sollozos musitaste,
mil y una palabras de amor;
y yo, con el corazón dolido,
y el alma llena de rencor;
destroce tus ilusiones
al decir que no;
el dia que decidiste volver...
con tu inmensa tristeza,
tuviste que partir.

Silencioso Ballet

Cual muñeca
inspirada en hilos de ironia
crespusculos sangrientos
lagrimas de luna
amantes
amigos
amarte
mirarte
cual paso
el pas de deux de la vida
la tristeza infundida
el dolor transmitido
la felicidad omitida
alegria silenciosa
violines
tocan una melodia
donde aquel pas de deux fluye
se anima
se acorta
muere
Giselle
Cinderella
Juliet
todas lloran
sufren
agonizan
pero el tutu las hace ver hermosas no es asi?
belleza moribunda derrama lagrimas carmesi
uno
dos
uno
dos
el pas de deux de la vida continua
tic tac tic tac
imposible parar
una obra donde los pies y las manos transmiten
lo que la voz no puede
los violines siguen su lugubre melodia
uno
dos
uno
dos
simplemente si poder parar
ironicos hilos, dulce muñeca
zapatillas blancas
zapatillas rojas
bailando hasta la muerte
tic tac tic tac
el angel sucumbe
y el tutu sigue impregnado de sangre
aquella derramada del crepusculo
que ya es un amanecer
uno
dos
uno
dos
un epitafio para aquel pas de deux donde
estabamos bailando
tu y yo
en ese silencioso ballet

Nota: nombre inspirado por el poema de Kaf…